Ecografía obstétrica ginecológica – 3-4D

¿Qué son las ecografías 3D?

Las ecografías 3D muestran el volumen del feto; mientras que las ecografías 4D, a parte del volumen, muestran su movimiento con gran nitidez y precisión. Por lo tanto, las ecografías 4D se asemejan a un vídeo. Tanto unas como otras, incluso permiten captar las expresiones del feto.

Detectan aproximadamente el 85% de las malformaciones que tengan que ver con la morfología. Ambas son complementarias a las ecografías 2D.

¿Qué es una ecografía 4D?

La ecografía 4D es la ecografía que obtiene una secuencia de imágenes tridimensionales en 3D pero en movimiento y en tiempo real, permitiendo de esta manera una mejor valoración de la actividad fetal. Esta función en los ecógrafos usa el mismo principio físico que la ecografía convencional por lo tanto es un método inocuo tanto para la madre como para el feto.

Eco

¿En qué momento del embarazo se puede hacer?

La ecografía 4D se puede realizar a cualquier edad gestacional, a partir de las 12 semanas y hasta avanzado el tercer trimestre. Sin embargo es mejor realizarla entre las semanas 24 y 32, e idealmente entre las semanas 26 y 28. Después de las 32-33 semanas es muy probable que el presentación fetal se encuentre por debajo del diámetro mayor de la pelvis materna y sea más difícil obtener imágenes 3 y 4D. Además, ya en el tercer trimestre el feto aumenta su ganancia ponderal, hay menos espacio y suele haber menos liquido amniótico entre la pared uterina y la estructura fetal que se desea visualizar siendo más difícil conseguir una buena imagen, sin embargo, puede aumentar la definición y madurez de los rasgos faciales.

¿Qué ventajas presenta frente a la ecografía convencional?

Permite obtener una alta calidad de imágenes, valorar de manera acuciosa la morfología y dinámica fetal, así como los parámetros del perfil biofísico fetal. Permite además visualizar con gran precisión los volúmenes fetales facilitando la detección de malformaciones, puede valorar todas las estructuras que rodean feto como es el líquido amniótico, el cordón umbilical y la placenta. La utilidad de la ecografía 4D cobra mayor valor cuando es realizada por un especialista en Diagnostico Prenatal, obteniendo una elevada sensibilidad diagnostica de las afecciones fetales. Además, todas las imágenes en movimiento obtenidas pueden ser grabadas en un video y ser reproducidas tanto por la familia como por otros especialistas, y las imágenes estáticas pueden ser grabadas en un sistema de almacenamiento para imágenes 3D, ser revaloradas en los 3 ejes dimensionales y ser exportadas a otros ordenadores, de esta manera el estudio morfológico fetal puede ser valorado por varios especialistas en diferentes lugares y resolver posibles dudas. Una ventaja adicional, es que es una ecografía bastante más fácil de entender para los padres, lo que puede significar un plus en la tranquilidad de ambos al valorar la integridad y bienestar de su hijo/a, significando un impacto positivo tanto psicológico como emocional. Hay que recalcar que la ecografía 4D no suplanta de ninguna manera el estudio ecográfico tradicional en 2D de la ecografía del primer trimestre para el cribado de aneuplodías ni la ecografía de la semana 20-22 para el estudio morfológico fetal.

¿Cómo debe prepararse la paciente para la ecografía?

La paciente debe acudir a la ecografía idealmente evitando el ayuno, habiendo ingerido algún tipo de alimentos. Es muy importante evitar la colocación de cremas para la piel, puesto que crean una interfase con el gel que se usa para realizar la ecografía, y esto disminuye la calidad de las imágenes que se podría obtener.

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close