• 24 ABR 17
    • 0

    Incontinencia de Orina. Rejuvenecimiento Vaginal. Ventajas técnicas del Láser respecto las técnicas Quirúrgicas

    Los partos, menopausia pueden alterar los genitales y el suelo pélvico, produciendo incontinencia de orina, relaciones sexuales insatisfactorias, sequedad, atrofia, relajación, sensación de amplitud vaginal (VRS), falta de lubricación, disminución del volumen de los labios vulvares, todo ello afectando a la calidad de vida y a la sexualidad.

    Desde hace mucho tiempo los ginecólogos, recurrimos a una cirugía, para corregir la amplitud vaginal sintomática, que permite a la mujer recuperar su normalidad anatómica vagino-perineal, es decir vuelve a sentir su vagina con la misma tonicidad que antes de haber tenido sus bebes.

    Estos tratamientos con láser sirven para apretar las paredes internas vaginales y aprietan la piel y mucosas de los labios mayores y menores vulvares y los resultados son los mismos que se obtienen con una gran cirugía para cerrar la parte interna de la vagina, con efecto de larga duración (un tratamiento anual). El calor del láser promueve la remodelación del colágeno en la mucosa vaginal reforzando las paredes del canal vaginal aumentando el trofismo, tonicidad, elasticidad y tensado. Previo estudio urodínamico, la incontinencia de orina de esfuerzo o la mixta, mejora radicalmente después de dos sesiones de láser. Este novedoso tratamiento de láser proporciona una solución rápida, cómoda y efectiva al síndrome de incontinencia urinaria (SUI) de carácter leve o moderada. La contracción y retensado de los tejidos tratados devuelvan a la mujer su capacidad normal de retención urinaria sin necesidad de pasar por el quirófano; se consigue con el láser la retracción fototérmica del canal vaginal de forma mínimamente invasiva, sin incisiones y sin sangrado.

     

    Ventajas del láser sobre la cirugía

     

    No es doloroso

    Recuperación postratamiento muy corta y sin molestias, regreso inmediato a la actividad diaria y a la semana pueden tener relaciones sexuales.

    Con la cirugía se estrecha la vagina cortando y tensando paredes; con el láser engrosamos y tensamos las paredes vaginales.

    No hay pérdida de sensibilidad, las relaciones sexuales son mucho mas placenteras para la pareja. El grado de satisfacción de las pacientes es muy alto.

    No es necesario quirófano ni anestesia y es mucho menos invasiva y con menos morbilidad. No presenta los efectos adversos y complicaciones que puede tener la cirugía.

    No produce cicatrices.

    Seguridad en los tratamientos.

    Máxima- precisión

    El precio de la cirugía es mucho mayor que el del láser, y además hemos de incluir en la cirugía el coste ortopédico de cintas y mallas.

    Los tratamientos con láser se pueden aplicar en colaboración con fisioterapia, osteopatía ginecológica, lubricación, hormonoterapia; pudiendo así reducir en un alto porcentaje los tratamientos quirúrgicos invasivos.

    Muchas mujeres olvidan su vergüenza y dan prioridad a su calidad de vida; los cambios sociales en la quinta década de la vida (social, trabajo y actividad sexual) están transformando este tema en una verdadera epidemia. No hay dudas de que el láser “llega” para evitar cirugías en un “no pequeño” grupo de pacientes. El láser fraccionado es  útil para aquellas pacientes seleccionadas para dicho tratamiento. Ya no solo en la cirugía; el láser es mas efectivo y sin los efectos secundarios de los tratamientos farmacológicos y mucho mas efectivo y rápido que la rehabilitación del suelo pélvico.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply

Photostream

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close